Proccura es Co-mediación y Gestión

Creemos en la necesidad de velar para que las personas en situación de dependencia puedan reconducir humanamente circunstancias conflictivas de su vida, aportándoles soluciones con generosidad, integridad y valores.

Proccura es sensibilidad.

Es evidente, y las estadísticas lo cofirman, que gracias a los avances de la medicina cada vez vivimos más tiempo, pero no siempre lo hacemos en las mejores condiciones físicas y psíquicas. Debido a ello en PROCCURA somos extremadamente sensibles ante este fenómeno desde hace más de una década.

Proccura es experiencia.

Cada persona que afronta una situación de dependencia significa una circunstancia nueva, especialmente para ella y colateralmente para su entorno más íntimo, por eso es absolutamente necesario adaptar esta nueva situación a un nuevo principio de realidad, diseñando para ella una fórmula de atención personalizada. Las persona somos únicas e irrepetibles y tú que estás leyendo esto lo sabes mejor que nadie. En PROCCURA llevamos trabajando en esto desde hace más de una década.

Proccura es Co-mediación y gestión.

Velar por una persona en situación de dependencia no siempre es fácil y debido a ello esta circunstancia acaba comportando inevitablemente una severa fuente de estrés y desasosiego para aquellas personas que ostentan una tutela o tienen a su cargo a una persona dependiente. En PROCCURA conocemos de primera mano este contexto, por eso somos la alternativa personalizada de co-mediación y gestión que permite transferir a un tercero aquellas gestiones tutelares que por su carácter son perfectamente delegables.

Proccura es apoyo.

El desempeño del rol de tutor o de responsable de una persona dependiente está asociado a importantes niveles de sobrecarga emocional y física, así como a numerosos costes personales que acaban por afectar notablemente al trabajo, al entorno familiar, a la pareja, al ocio y al tiempo libre del responsable o tutor. En PROCCURA te aportamos la solución idónea para compensar esta situación desadaptativa, ya que procuramos plena atención hacia la persona que más lo precisa prestando un apoyo fundamental a la que debe cuidar de ella.